Entrevista con el presidente de ECOVALIA, Álvaro Barrera

Disfrutar de un día de montaña, respirar el aire puro, bañarte en el mar de la playa, oler las flores del parque, comerte una fruta recién cogida del árbol… todo podemos disfrutarlo gracias a la tierra. En Verde Esmeralda Olive somos conscientes y valoramos lo que nos rodea, por ello producimos Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico, un AOVE que respeta al medio ambiente desde el nacimiento de su aceituna hasta el último paso de su elaboración. Hoy hemos hablado con Álvaro Barrera, presidente de ECOVALIA, asociación profesional española de la producción ecológica. ¡Quédate con nosotros y descubre porque es tan importante cuidar y respetar lo que nos rodea!

¿Qué es la producción ecológica?

La producción ecológica es un sistema de producción sostenible, basado en respetar los ciclos biológicos y los tiempos de producción, no utilizar sustancias químicas de síntesis y dar un valor añadido a las producciones. Además, es el único sistema de producción reglado que mitiga los efectos del cambio climático. Tanto la agricultura como la ganadería ecológica se caracterizan por asegurar las especies y razas autóctonas, respetar el medio ambiente y favorecer el empleo local.

 

¿Cuáles son los objetivos de la asociación profesional española de la producción ecológica (Ecovalia)?

Ecovalia es la asociación profesional española de la producción ecológica, con treinta años de trayectoria que cumplimos este año. Tiene una masa social de más de 15.000 productores, agricultores, ganaderos, industrias, transformadores y elaboradores. En nuestro trabajo diario nos mueven valores como la integridad, el compromiso social, el respeto al medio ambiente y la responsabilidad. Nuestro objetivo principal es seguir apostando por la producción ecológica, porque cuenta con argumentos contundentes que la posicionan como la herramienta más eficaz y el único sistema de producción reglado que contribuye a la mitigación y adaptación al cambio climático. En Ecovalia, además, venimos trabajando por el Objetivo 2030, para que en el año 2030 lleguemos a que el 20% del consumo en España sea ecológico. Y que el 30% de la superficie agraria útil en España sea ecológica. Nos tenemos que creer que la producción ecológica es una apuesta necesaria y de futuro. Hay que apoyar la producción y el consumo.

 

¿Cómo influye la producción ecológica en la calidad del alimento?

Los productos ecológicos tienen una alta calidad en su composición, que conservan una mayor concentración de nutrientes (proteínas, minerales, vitaminas, sustancias antioxidantes…) y tienen también una mayor intensidad de las cualidades organolépticas: sabor, aroma, color, textura. Y esto lo podemos afirmar porque hay datos que lo avalan.

Un producto ecológico es aquel que procede de la agricultura ecológica y está certificado por un organismo de control autorizado. Esto solo puede garantizarse mediante un etiquetado correcto. Y esto es fundamental; si no hay certificado no es ecológico y no puede etiquetarse como tal, esto es básico.

 

¿Qué diferencias hay entre un AOVE normal y un AOVE ecológico?

Siendo los dos el máximo exponente de los aceites de oliva, el aceite de oliva virgen extra ecológico expresa el zumo de aceituna en su más alta calidad, sin presencia de sustancias químicas de síntesis, permitiendo todos sus agentes antioxidantes sin ninguna alteración. Además, un litro de aceite ecológico elimina el CO2 que emite un coche durante un mes haciendo el trayecto hacia el puesto de trabajo.

 

¿Cuáles son los principales beneficios del AOVE orgánico?

Es su conexión directa con el terreno. Al producir aceite de oliva virgen extra ecológico estamos repercutiendo al olivar productor mayor diversidad, retención de suelo, estructura de suelo y fijación de biodiversidad y población rural.

 

¿Qué beneficios tiene en la salud consumir alimentos orgánicos?

Los alimentos ecológicos no utilizan organofosforado ni organoclorado y esto tiene una repercusión directa en nuestra salud. Además, los ciclos de producciones ecológicos dejan expresarse todos los complejos vitamínicos que pueden estar ausentes en la alimentación convencional, fundamentalmente los complejos vitamínicos hidrosolubles.

 

¿Cómo favorece al medio ambiente la producción ecológica?

El estudio elaborado por la Cátedra de Producción Ecológica de Ecovalia de la Universidad de Córdoba y dirigido por Eduardo Aguilera confirma que todos los cultivos ecológicos reducen la huella de carbono, tanto por hectárea como por kilo de producto. Por ejemplo, en el caso del olivar, la huella de carbono incluso llega a ser negativa: estamos hablando de -0,1 kilo de CO por kilo de producto. Debemos recordar que un litro de aceite de oliva ecológico mitiga el CO que puede emitir nuestro coche en un mes en un trayecto diario a nuestro trabajo. Además, otros cultivos como los cereales de invierno, subtropicales y cítricos también contribuyen a la reducción, en más de un 42%, un 40% y un 60%, respectivamente.

 

¿En qué influye la producción ecológica en la biodiversidad?

La producción ecológica influye en el incremento de la biodiversidad a través de las prácticas agronómicas de asociación de cultivos y cubiertas vegetales, así como de la influencia de la biodiversidad cultivada y en concreto de las variedades locales en la obtención de alimentos equilibrados y con adecuados atributos nutricionales y organolépticos.

 

¿Cómo la producción ecológica fija la población rural?

La agricultura ecológica desarrolla un sistema de producción que aúna la experiencia en este terreno con los últimos avances en innovación para impulsar la creación de alimentos de calidad, teniendo en cuenta razones sociales, ambientales y económicas que contribuyen a un desarrollo rural sostenible. La producción ecológica ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de las zonas rurales, en aspectos tales como: generación de empleo; incorporación de jóvenes; lucha contra el despoblamiento; así como en una mayor presencia de la mujer en el ámbito agrario, de ahí que haya sido un elemento importante en las políticas del segundo pilar.

 

¿Es la producción ecológica un sistema sostenible a largo plazo?

Por supuesto. Es agronómica, medioambiental y socialmente sostenible. Incrementa la fertilidad del suelo con lo cual no está hipotecando las futuras producciones, permite una sostenibilidad real de las cuentas de explotaciones y maneja una biodiversidad de explotaciones y empresas ecológicas, que hacen posible que estas empresas tengan un arraigo en el terreno.

 

¿Qué retos tenéis a largo plazo en cuanto a la producción ecológica?

Europa ha aprobado el Pacto Verde (Green Deal), donde se apuesta claramente por la producción ecológica, eso es decirlo alto y claro. Si atendemos a las políticas que se llevan a cabo en otros países como Dinamarca, que es líder en consumo, ha puesto encima de la mesa en un plan a cinco años 80 millones de euros para compra pública de productos ecológicos (hospitales, colegios y el ejército). ¿Cuál es la compra pública de productos ecológicos en el territorio español o por regiones? A día de hoy, no lo sabemos. Segundo, ¿qué campaña de promoción tenemos para los productos ecológicos por parte de nuestro Ministerio o Consejerías? Ninguna. Estas son algunas de las cuestiones en las que creemos que hay que trabajar. Hay entidades, como Ecovalia, en la que tenemos el Objetivo 2030, para que en el año 2030 lleguemos a que el 20% del consumo en España sea ecológico. Y que el 30% de la superficie agraria útil en España sea ecológica. En España nos tenemos que creer que la producción ecológica es una apuesta necesaria y de futuro. Hay que apoyar la producción y el consumo. La PAC y los PDRs tienen mucho que decir en este sector.

 

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Carrito

No hay productos en el carrito.