Search
Close this search box.
Entrevista con la nutricionista Verónica Sobrino

Entrevista con la nutricionista Verónica Sobrino

La nutricionista Verónica Sobrino nos explica cuáles son los beneficios reales del AOVE

En los últimos años la alimentación ha cambiado mucho y a veces nos olvidamos de la importancia de los alimentos naturales. Desde Verde Esmeralda Olive, hemos hablado con la nutricionista Verónica Sobrino para que nos explique por qué el AOVE es uno de los protagonistas en las dietas antiinflamatorias, y que otros beneficios tiene. Verónica es especializada en Nutrición antiinflamatoria, educación nutricional y psiconeuroinmunología.

 

¿Qué importancia tiene el aceite de oliva virgen extra en la nutrición?

El AOVE es una grasa, por lo que como macronutriente es importante que forme parte de nuestra dieta para que sea una dieta sana y equilibrada, como el resto de macronutrientes que son las proteínas y los hidratos de carbono. Es una muy buena fuente de energía y teniendo en cuenta la dieta mediterránea, es la grasa más importante de nuestra dieta. Con un enfoque antiinflamatorio, es la grasa que más recomiendo. Es fundamental que en una nutrición equilibrada esté presente el AOVE.

 

¿Qué beneficios tienen las grasas saludables en nuestro organismo?

Las grasas son nutrientes esenciales, fundamentales para el buen funcionamiento hormonal y para la absorción de los nutrientes. El AOVE es una de las grasas más importantes porque es una grasa mono insaturada, y la necesitamos para que nuestras células funcionen de manera correcta. Si queremos una  producción hormonal óptima y queremos que haya un equilibrio de azúcar en sangre en cada comida, debemos introducir esta grasa.

 

¿Es el AOVE la grasa vegetal más saludable?

Sí, sin duda, es la más saludable. Considero al AOVE un súper alimento, además es rico en polifenoles y en antioxidantes.  Lo consideramos como el “oro líquido” y es cierto que sus beneficios los conocemos desde hace siglos. Destaco esta grasa por la gran cantidad de polifenoles, ya que tiene un efecto antiinflamatorio muy importante. Entre sus beneficios, recalco el polifenol fitoquímico Hidroxitirosol, el cual solo lo tiene el aceite de oliva. Este fitoquímico tiene unas encimas que ayudan a resolver los procesos inflamatorios. Por lo que aparte de ser importante para la salud cardiovascular, favorece a reducir los radicales libres.

 

¿Qué son los polifenoles?

Los polifenoles tienen un montón de propiedades, son fitoquímicos que existen en plantas como en los frutos rojos, y tienen un efecto antiinflamatorio, por eso el AOVE tiene ese efecto. Además nos ayudan contra los radicales libres y sirven de alimento a nuestras bacterias intestinales. Por lo que entre todos sus beneficios, el efecto antiinflamatorio es muy importante ya que los problemas por inflamación están en auge.

 

¿Influye la calidad del aceite en nuestro organismo?

Sí, no es lo mismo un aceite refinado que un AOVE. Influye la calidad y el tipo de aceituna, el proceso de extracción que se haga, si es un proceso mecánico o si es prensado en frío… Cuanto más puro es el aceite virgen extra, más compuestos y más polifenoles tiene. El color también es un indicativo de la calidad del AOVE, ya que si el color es muy clarito probablemente sea un aceite refinado, el cual tenemos que evitar a toda costa y si es más oscuro, significa que tiene más polifenoles.

Otra forma de saber si es un aceite de calidad es ponerse un poquito de aceite en la punta de la lengua, tiene que saber un poquito como mantequilla, y a medida que lo vas probando aumenta el amargor y el picor característico, eso significa que es un buen aceite.

 

¿Cómo influye el AOVE en nuestra piel?

Puede influir de dos formas, a nivel tópico, para cosmética, para hidratar la piel y como alimento. Por la cantidad  de polifenoles, antioxidantes y la vitamina B que tiene, es muy importante en la textura de la piel, su elasticidad, y sobre todo para el envejecimiento y los radicales libres. Por lo que el AOVE es beneficioso en ambos casos.

 

¿Tiene el AOVE beneficios directos en el aparato digestivo?

Sí, tiene efectos positivos por los polifenoles que hemos comentado, ya que son buenos para nuestras bacterias intestinales. También, regulan la microbiota de forma positiva, ayudando al tránsito intestinal y mejorando la absorción de nutrientes. Si una dieta es carente en grasa, hay muchas vitaminas que nuestro cuerpo no puede absorber a nivel intestinal. Además actúa como colerético, por lo que estimula a que secretemos bilis y eso ayuda a la digestión, a un buen transito intestinal. También, tiene efecto protector en el hígado y es positivo para la gastritis y acidez.

Además, cuando consumimos grasas, nuestro intestino libera la hormona CCK. Esta indica a tu cerebro que estás saciado, por lo que te sacia y te nutre al mismo tiempo. Si no existe una grasa en la dieta, no nos sentiremos saciados y constantemente tendremos hambre, por ello muchas dietas fallan, porque no hay grasas.

 

¿Es conveniente ingerir grasas saludables diariamente?

Sí, de forma equilibrada y siempre en contexto de cada persona. El AOVE es una grasa de muy buena calidad y es necesaria. Si hacemos una comida equilibrada con los 3 macronutrientes, no es lo mismo que solo comer hidratos de carbono. Por ello, tomar aceite de oliva virgen extra todos los días es bueno y beneficioso. Si tienes un objetivo concreto, podemos contabilizar el aceite, pero si que es verdad que un chorrito en la ensalada, unas verduras para aliñar, unas gotitas en la plancha o incluso 2 cucharadas por comida, no supone ningún problema.

 

Mucha gente tiene “miedo” al aceite por ser muy calórico, ¿su aporte calórico se ve compensado por su aporte nutritivo?

Sí, es cierto que la grasa es el macronutriente más calórico porque tiene 9g de calorías respecto a  las proteínas e hidratos de carbono que tienen 4g. Durante muchos años nos han dicho que las grasas son las causantes de enfermedades cardiovasculares o de que engordemos, sin embargo, si esto fuese el problema, hoy en día no existiría ni la Diabetes Tipo 2, ni la obesidad, y si existiese, no habría cifras tan elevadas. Esto demuestra que el problema no son las calorías. Yo hago hincapié en que depende de cómo responde tu cuerpo hormonalmente, la forma en la que impactan esos alimentos en tus hormonas. Es más importante que el alimento sea nutritivo y de calidad, ya que nuestro cuerpo entiende de nutrientes y no de calorías. Aunque sea un macro nutriente calórico es de calidad, por lo que tendremos que buscar una grasa de calidad, no cualquier tipo de grasa.

 

¿Algún consejo a aquellas personas con miedo al AOVE por ser una grasa?

Debemos dejar de contar calorías y empezar a contar nutrientes,  al final nuestro cuerpo siempre da prioridad a aquellos alimentos que conoce. Llevamos décadas contado calorías y el problema de la obesidad sigue existiendo. Tenemos que incluir grasa en cada comida para estar saciados, y cuando se quiere perder grasa, hay que ingerir grasa. Siempre personalizando mucho cada persona, ya que cada uno necesitará una cantidad por su altura, su actividad física, su porcentaje de grasa, su nivel de inflamación… Si quieres cambiar hábitos y quieres adquirir un estilo de vida saludable que te perdure toda la vida, incluye grasa. La gente tiene en mente que hay que pasar hambre. Para evitar antojos, para estar saciados, para evitar mal humor, para evitar desequilibrios hormonales… hay que comer grasa.. Si se sigue una dieta en baja grasas,  se tendrá más hambre, antojos… Siempre elige aceite de calidad, no es lo mismo un aceite de soja, maíz, girasol refinado que un aceite de oliva virgen extra de calidad.

Share in:
Search
Close this search box.