Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
¿Conoces la diferencia entre aceite de Oliva Virgen y Extra Virgen?

¿Conoces la diferencia entre aceite de Oliva Virgen y Extra Virgen?

Siempre hemos sabido que el Aceite de Oliva Virgen Extra es una grasa vegetal que cuenta con multitud de beneficios para nuestro organismo, pero, ¿sabemos por qué el virgen extra es el mejor?

¿Conocemos la diferencia real entre el aceite de oliva y el aceite de oliva virgen extra? Entre los aceites de oliva, encontramos el aceite de oliva, el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva virgen extra. La diferencia entre cada uno de ellos está presente tanto en su sabor como en su calidad.

Existen diferentes factores que influyen en la calidad del aceite, pero es importante saber que la acidez de este nos esta dando información muy valiosa. El nivel de acidez es decisivo para saber si un aceite es de alta calidad o no. El ácido oleico agrupa la cantidad de ácidos grasos libres. Los ácidos grasos libres son el resultado del mal estado de los frutos, una elaboración que ha sufrido daños o mal mantenimiento, por lo que cuantos más ácidos grasos libres, mayor acidez y menor calidad.

El aceite de Oliva Virgen Extra se diferencia del resto de los aceites por ser el mejor aceite en todos los aspectos.  El AOVE es un aceite de oliva de alta calidad, el cual requiere el cumplimiento de un conjunto de requisitos para poder recibir la etiqueta “virgen extra”, además de carecer de efectos organolépticos. Recibe el nombre de Oliva Virgen Extra aquel aceite de oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y sólo mediante procedimientos mecánicos. En cuanto a su acidez, debe ser inferior a 0,8º.

El AOVE contiene un sabor más notable, un color verde más característico y una multiplicidad de vitaminas. Su nivel de ácido oleico es el más bajo, por ello se le considera el mejor aceite. Es idóneo para consumir en crudo. La fuerza aromática y su carácter más sabroso permiten utilizar menor cantidad que otros tipos de aceite.

El aceite de oliva Virgen tiene cualidades parecidas al AOVE, pero no llega a calificarse como el mismo. Es un aceite de oliva sin refinar, por lo que tampoco ha sido utilizado ningún producto químico durante su proceso de producción. Sin embargo, su nivel de acidez es superior al del aceite de oliva virgen extra.  Esto se debe a que las normas a seguir durante su elaboración no son tan rígidas ni tan estrictas, por lo que su calidad es inferior.

El aceite de oliva a secas es un aceite de menor calidad. La diferencia respecto al virgen extra se debe a que durante el proceso de elaboración se mezcla aceite de oliva virgen con aceite refinado. Contiene aproximadamente un 80% de aceite refinado y un 20% de aceite de oliva virgen El aceite refinado es aquel que durante su elaboración ha sufrido algún daño pero sigue siendo apto para el consumo público. Estos aceites han sido procesados con diferentes químicos o han sufrido temperaturas altas. El aceite de oliva suele deteriorarse y oxidarse antes, perdiendo así sus cualidades beneficiosas. Normalmente, su color es más claro, menos verdoso que el virgen extra, y su sabor tiende a ser más neutro. Dependiendo de la cantidad de aceite virgen, su sabor será más o más intenso. Respecto a su nivel oleico, cuenta con el nivel más alto de todos, convirtiéndose así en el más ácido y por tanto, el de más baja calidad.

El Aceite de Oliva Virgen Extra Verde Esmeralda recoge cada uno de los requisitos requeridos, además de contar con todos los elementos estéticos necesarios para mantener sus cualidades en óptimas condiciones.

¡Una vez hayas probado el AOVE de Verde Esmeralda, tu paladar no te dejará cambiar!

 

Compartir en:
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.