Las claves para conservar el AOVE

¿Sabes cómo conservar el Aceite de Oliva Virgen Extra en las mejores condiciones?

En Verde Esmeralda sabemos de primera mano la importancia de cuidar de nuestros olivos para lograr obtener los mejores frutos y así extraer el mejor jugo de cada uno de ellos. Durante el proceso de cosecha ponemos toda nuestra atención en cada una de las fases del procedimiento para lograr las óptimas condiciones de nuestros aceites.

Una vez ya hemos extraído nuestra joya líquida, tanto el envasado del AOVE como el ambiente en el que se encuentra, son de crucial importancia, ya que es igual de importante la obtención del aceite que su mantenimiento hasta su correspondiente consumo.

En primer lugar, el envase es un factor clave para proteger el proceso de oxidación del aceite. La luz, el oxígeno y el cambio de temperaturas son los principales culpables del deterioro del aceite, ya que estos adelantan su oxidación.  El envase debe ser de color oscuro, evitando así el contacto directo con la luz externa. En cuanto al material, deberían evitarse plásticos o materiales como el cobre o hierro. Estos deterioran el aceite y son más débiles frente a las variaciones de temperatura. Cuando el envasado es de plástico y transparente la entrada de factores externos es más agresiva y directa. Los beneficios de conservar el AOVE en frascos de cristal son múltiples ya que es un material inerte, por lo que ayuda a preservar el sabor original y además es un material que no se oxida.

En segundo lugar, respecto al lugar donde guardamos el AOVE, debemos evitar colocarlo cerca del calor, como lo son la vitrocerámica o el horno. El sitio ideal para guardarlo es un lugar fresco y oscuro. La temperatura debería rondar 17º-18º. En épocas de altas temperaturas como el verano, deberíamos tener aún más en cuenta estos consejos. Aún así, no se recomienda guardarlo en la nevera ya que este podría cristalizarse.

Por último, es muy importante conservar el frasco bien cerrado. La entrada de oxígeno aceleraría su deterioro y en consecuencia su perdida de calidad y sabor.

Teniendo en cuenta el papel del embotellado y nuestra pasión por la estética, nuestros frascos cumplen con las mejores condiciones para que el aceite mantenga su composición de manera óptima. Todos los diseños creados para nuestros aceites son de cristal, evitando la entrada del oxígeno a través de posibles poros. La oscuridad de los colores empleados impide la entrada y el paso de luz que dañaría y aceleraría su oxidación.

La importancia de obtener la mejor esencia de nuestros olivos es saber conservarla, por ello cuidamos todos los detalles para que pueda disfrutar desde su casa de la máxima calidad y sabor como si acabase de exprimir el extracto del olivo en ese preciso instante.

Recuerda… ¡Evita la luz, el calor, elige un buen envase, cierra bien la botella y podrás disfrutar del mejor sabor!

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Carrito

No hay productos en el carrito.